Nacionales

TERRIBLE: La Pobreza en Argentina Aumenta al 40,1%: una Crisis Social en Aumento

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), Argentina se enfrenta a una crisis de pobreza alarmante, con el 40,1% de su población viviendo por debajo de la línea de pobreza durante el primer semestre de este año. Estas cifras, las más elevadas desde el pico del 42% alcanzado durante la pandemia en 2020, reflejan un preocupante aumento en comparación con el año anterior.

La situación ya era preocupante antes de la devaluación implementada por el Gobierno, pero se ha agravado aún más debido a la acelerada inflación en el país. Los expertos en estadísticas sociales advierten que el segundo semestre podría empeorar, ya que algunas estimaciones privadas sugieren que la inflación podría alcanzar el 190% este año.

Los datos oficiales proyectados para todo el país indican que aproximadamente 18.632.582 personas están en situación de pobreza, mientras que 4.321.272 personas viven en la indigencia, lo que representa el 9,3% de la población. Estas cifras son alarmantes y subrayan la urgente necesidad de abordar la creciente crisis social en Argentina.

Durante el primer semestre de 2022, la pobreza afectaba al 36,5% de la población, lo que indica un aumento del 3,6% en tan solo un año. En cuanto a la indigencia, el nivel era del 8,8% en los primeros seis meses del año pasado, aumentando al 9,3% en la segunda mitad.

El Indec también informó que el 29,6% de los hogares argentinos se encuentra por debajo de la línea de pobreza, lo que representa al 40,1% de las personas afectadas. Dentro de este grupo, el 6,8% de los hogares se encuentra en situación de indigencia, incluyendo al 9,3% de las personas en esta situación.

La incidencia de la pobreza se mantuvo estable en los hogares durante el segundo semestre de 2022, pero hubo un aumento del 0,9% en las personas afectadas. En cuanto a la indigencia, se registró un aumento del 0,6% en los hogares y del 1,2% en las personas. Además, se observó un aumento de la pobreza en tres regiones y un aumento de la indigencia en todas las regiones del país.

Estos datos también ponen de manifiesto la creciente desigualdad de ingresos, ya que la mitad de los hogares argentinos vivieron en el primer semestre con un ingreso mensual inferior a los $200.000. El coeficiente de Gini, que mide la desigualdad, mostró un leve aumento en el segundo trimestre de 2023 en comparación con el mismo período del año anterior.

La lucha contra la pobreza y la desigualdad se convierte en un desafío crucial para las autoridades argentinas en un contexto económico complicado y en constante cambio. La sociedad argentina busca respuestas y soluciones para abordar esta creciente crisis social que afecta a millones de personas en el país.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba